Archives
Categories
Archives
Estimated reading time: 2 minutes
Contact La Leche League International

Estimated reading time: 2 minutes


Manera de amar como mamá Español / Historias de madres / Traducciones
Ángeles Tavárez, Bry-sur-Marne, Francia
English Français

the-way-a-mother-loves-breastfeeding-todayHola a todas, me llamo Ángeles y me encanta “amamantar”. Para mí esa palabra debe significar “manera de amar como mamá”. Posiciono la lactancia entre lo más sublime, cuando tengo a mi bebé pegadito a mi pecho es como si el mundo se detuviera en una fusión de ternura. No siempre es fácil, el amor duele y en mi caso amamantar me ha costado. A veces he sangrado, otras no soporto ni el contacto de la ropa, pero tener de nuevo a mi bebé junto al corazón hace que esos pequeños y pasajeros malestares valgan la pena.

Por otro lado, amamantar también tiene un significado doloroso en mi historial familiar ya que mi madre murió de cáncer de mama. Ahora sé que la lactancia no tuvo nada que ver, todo fue por un mal diagnóstico y una intervención precipitada, dijeron que era una “bolita de leche” y se trataba de un tumor. Este factor hace que sea particularmente vigilante en cuanto a mis pechos.

breastfeeding-second-baby-breastfeeding-todayCon mi primer bebé tuve que interrumpir la lactancia cuando vi una protuberancia dolorosa en mi pecho que inmediatamente me recordó la historia de mi madre. En el hospital me dieron antibióticos incompatibles con la lactancia sin preguntarme qué quería ni ofrecerme alternativas. Ese fue el final de mi primera historia de lactancia.

Con mi segundo bebé me dije que no me volvería a pasar, no permitiría que nadie interfiriera con esta forma de amar a mi bebé y busqué ayuda en una monitora hispanohablante de la Liga de La Leche cuando prácticamente lloraba de dolor. Mi ginecólogo ya había decidido que era hora de destetar (mi bebé tenía tres meses), pero la monitora de LLL me explicó que había remedios caseros que podría probar, y que destetar no era decisión de mi ginecólogo, sino mía.

Además de los inconvenientes de mi cuerpo, estaba el resto del mundo con quien tenía que pelear día a día. En mi trabajo fue difícil conseguir un espacio para extraer mi leche hasta que me dieron la llave de la oficina de la enfermera, y una vez que lo logré en la guardería ya no me la aceptaron. Un día que volví por mi bebé me regresaron los biberones intactos con mi lechita, la encargada me dijo que como mi bebé tenía seis meses ya podía tomar leche de crecimiento. Eso echó por el suelo todos mis esfuerzos.

MothersStories_TheWayAMotherLovesVivo en Francia, y en este país te hacen sentir como que te están haciendo un favor por recibir tu bebé en la guardería (pública). Las plazas son limitadas y debes considerarte afortunada si tienes la suerte de conseguir una. Me quedé sin fuerzas para pelear. En el fondo, debo reconocer que una parte de mí se sintió aliviada, porque dar amor peleando permanentemente contra todo el mundo puede resultar muy agotador. El diálogo de amor que tenemos mi bebé y yo no debe pasar por jueces morales en cada lugar al que llegamos.

Decidí entonces tomarme todo más a la ligera y ayudarme del biberón de vez en cuando, creo que vale. Esa “manera de amar como mamá” ha dejado de ser una obligación, y ahora es la mejor manera que tengo de amarlo.

Mi bebé acaba de cumplir siete meses, y en Francia la lactancia a esta edad ya es un lujo. Un lujo que me pienso permitir.

 


Comments

  1. […] Way a Mother Loves / Manera de amar como mamá / La façon d’aimer de la […]

  2. […] en español […]

Leave a Reply

Your email address will not be published.