Archives
Categories
Archives
Estimated reading time: 9 minutes
Contact La Leche League International

Estimated reading time: 9 minutes


La lactancia durante el embarazo y la lactancia en tándem: ¿son seguras? Investigación reciente Artículos / Español / Traducciones
Hilary Flower, PhD, Florida, EEUU, traducido por Eva Marsal, Barcelona, España
Foto: Adriana Aleski
English   Português Français Italiano Deutsch Türkçe

¿Es seguro amamantar durante el embarazo?

Cuando empecé a investigar para mi libro, Adventures in Tandem Nursing: Breastfeeding During Pregnancy and Beyond (Aventuras de la lactancia en tándem: La lactancia durante el embarazo y más allá), mi principal prioridad era abordar la cuestión de la seguridad. Muchas comadronas, El arte femenino de amamantar, y otros recursos favorables para la mujer le daban luz verde. Después de todo, muchas mujeres habían amamantado durante el embarazo sin ningún problema. Mientras tanto, los obstetras advertían a las mujeres, erróneamente, que la investigación demostraba que podía causar aborto involuntario y parto prematuro. De hecho, ninguno de los dos bandos podía apuntar a una investigación directa sobre esta importante cuestión de seguridad—no había ninguna.

Para dar la mejor respuesta disponible en aquel momento, me puse manos a la obra y leí la investigación médica existente sobre la hormona oxitocina, sobre cómo se segrega con la estimulación del pezón y cómo puede provocar potencialmente el parto. Lo que encontré fue muy alentador. Durante la lactancia se libera menos oxitocina, y durante el embarazo el útero hace “oídos sordos” a la oxitocina. Un estudio descubrió que incluso una alta dosis de oxitocina sintética (Pitocina) no es capaz de desencadenar un parto hasta que el embarazo llega a término (Kimura et al 1996). Del mismo modo, el mito de que el sexo podría inducir el parto ha sido descartado, incluso cuando el embarazo llega a término (Tan et al 2006).

safety-of-breastfeeding-in-pregnancy

Belle Verdiglione

Entrevisté a la Profesora Lesley Regan, que dirige la clínica de aborto involuntario recurrente en el Hospital St. Mary, en Londres. Se sorprendió de que alguien pudiera sugerir que existe una conexión entre el aborto involuntario y la lactancia materna, y dijo que no había ninguna base para alentar a las mujeres embarazadas a destetar, aunque hubieran experimentado la amenaza de un aborto involuntario. La imagen que recibí es que si un embarazo es saludable, la lactancia materna no lo hace “descarrilar”. Si una madre lactante experimenta un parto prematuro o un aborto involuntario, lo más probable es que hubiera ocurrido igual, independientemente de la lactancia materna. De hecho, para mi libro entrevisté a madres que experimentaron sangrado o síntomas de parto prematuro; mientras que algunas destetaron para estar “en el lado seguro”, algunas no lo hicieron y dieron a luz a bebés sanos.

breastfeeding-during-pregnancy-and-tandem-nursing-breastfeedingtoday

Özlem Sahin por Chris Bedford

Cuando mi libro entró en imprenta, estos indicadores anecdóticos o indirectos eran lo mejor que podía ofrecer. Después de más de una década, es gratificante ver que la investigación médica ha hecho mucho para abordar esta importante cuestión de la seguridad. En estos años se han llevado a cabo tres estudios clínicos diferentes, y la lactancia materna ha sido exonerada como causa de aborto involuntario, bajo peso en el nacimiento y partos prematuros.

Investigación reciente

Capri Ryan by Nathan Ryan

Capri Ryan por Nathan Ryan

Un estudio (Madarshahian y Hassanabadi 2012) en Irán, observó a 80 mujeres que combinaban embarazo y lactancia y 240 que no lo hacían. Los investigadores se centraron en los embarazos normales (excluyendo los que eran de alto riesgo desde el principio), y no encontraron diferencias en la incidencia de problemas durante el embarazo, incluyendo infección, hipertensión y hemorragia. Además, las madres que amamantaron durante el embarazo tuvieron las mismas probabilidades que las que no amamantaron de tener partos a término, evitando el parto prematuro.

Los investigadores concluyeron:

“Este estudio apoya la posición de que la lactancia materna durante el embarazo normal no está asociada con un mayor riesgo de resultados adversos maternos y neonatales. La combinación de la lactancia materna con el embarazo es una decisión personal de las madres”.

Otro estudio clínico (Ishii 2009) llevado a cabo en Japón observó a 110 mujeres que combinaron la lactancia con el embarazo y las compararon con 774 que no lo hicieron. Este estudio mostró que el aborto involuntario se produjo en el 7,3% y el 8,4% de los embarazos, respectivamente, una diferencia no significativa. El autor concluyó:

“Incluso si la madre está embarazada, la lactancia materna debe continuar hasta que se produce el destete natural”.

breastfeeding-during-pregnancy-breastfeedingtoday

Janina por Benny Siegert

Y comentó:

“El tema de la lactancia materna durante el embarazo es un problema que hay que superar. A través de la incomprensión y los prejuicios, innumerables bebés han sido privados de la leche de su madre”.

En Iraq, un estudio de casos y controles (Aldabra 2013) se llevó a cabo durante un año con 215 mujeres embarazadas que amamantaron durante el embarazo y 288 mujeres embarazadas que no lo hicieron. La incidencia de nacidos prematuros y bajo peso al nacer no fue estadísticamente diferente entre los dos grupos. Curiosamente, la incidencia de aborto involuntario fue significativamente menor en el grupo que amamantaba. Su conclusión:

“La lactancia materna no aumenta el riesgo de nacimientos prematuros o abortos espontáneos, ni tampoco afecta al peso del bebé al nacer”.

breastfeeding-during-pregnancy-breastfeedingtoday

Kim y Xavier Bélanger

Más recientemente, se hizo un estudio (Ayrim 2014) en Turquía: 165 mujeres con embarazos únicos que estaban amamantando al niño/a que habían tenido anteriormente. Cuarenta y cinco de las 165 mujeres embarazadas continuaron con la lactancia, mientras que 120 no lo hicieron. Cabe señalar que las mujeres embarazadas que amamantaban subieron menos de peso que el grupo que no amamantó, y tuvieron una disminución del nivel de hemoglobina durante el embarazo. No obstante, entre los dos grupos, no hubo diferencia estadísticamente significativa en hiperemesis gravídica, amenaza de aborto involuntario, preeclampsia, parto prematuro y los valores en el nacimiento, peso neonatal o test Apgar. Llegando a la siguiente conclusión:

“La lactancia materna durante el embarazo no es perjudicial, y los profesionales de la salud no deberían recomendar el destete si las madres embarazadas continúan amamantando. Deberían observar de cerca a la madre, niño/a, y feto por si hubieran efectos negativos, y en caso de producirse tomar precauciones”.

Comer por tres

breastfeeding-during-pregnancy-breastfeeding-today

Heather Petersen

Los hallazgos en los estudios de Iraq y Turquía en relación con el peso al nacer hacen referencia a otra gran preocupación asociada a la lactancia durante el embarazo: ¿es arriesgado intentar “comer por tres?” ¿Podría dañar al feto competir por los nutrientes con el niño/a que mama? ¿O agotar a la madre?

Hay razones para creer que las mujeres de los países ricos con acceso a una dieta variada no necesitan preocuparse de dañarse a ellas mismas, a sus fetos, o a sus niños/as de pecho. Vigilar que el aumento de peso durante el embarazo sea adecuado, una dieta variada básica con suficientes calorías y la ingesta de líquidos apropiada es suficiente en la mayoría de los casos para considerar que la madre está comiendo adecuadamente por los tres. En algunos casos, la suplementación con zinc y hierro puede ser necesaria, pero son injustificados el compromiso con una dieta perfecta o una enorme ingesta de agua.

breastfeeding-during-pregnancy-breastfeedingtoday

Becca Jemison

Las mujeres mal alimentadas o desnutridas están en desventaja a la hora de proveer los nutrientes necesarios al feto o al niño de pecho, y aún más cuando se trata de ambos a la vez. Un intervalo corto de recuperación entre el nacimiento y un nuevo embarazo se suma a la sobrecarga de estas madres. Se necesita investigar más para determinar los efectos para la madre de la suplementación nutricional, así como los factores socioeconómicos en estas situaciones.

La evidencia existe, y se refuerza cada año, en cuanto a que la lactancia materna durante el embarazo no presenta riesgos para una madre bien alimentada en un embarazo saludable. Igualmente fuerte es la evidencia de los beneficios, tanto físicos como emocionales, de la lactancia a largo plazo cuando madre y niño/a así lo desean. En este sentido, la Academia Americana de Médicos de Familia hizo pública una declaración en 2008 apoyando la lactancia materna durante un embarazo normal y haciendo hincapié en que el destete antes de los dos años aumenta la probabilidad de enfermedades de la infancia (AAFP 2008).

breastfeeding-during-pregnancy-breastfeedingtoday

Caryn Paradise (embarazo de gemelos, por tanto comiendo por cuatro)

La Sociedad Italiana de Medicina Perinatal y el Grupo de Trabajo sobre lactancia materna, del Ministerio de Salud de Italia llevaron a cabo una revisión exhaustiva de las publicaciones científicas existentes para “determinar la compatibilidad médica del embarazo y la lactancia”. Publicado en 2014, su informe es la compilación más completa de investigación médica relevante hasta la fecha. En su conclusión afirman:

“Hay que reconocer que, en su conjunto, las posibles consecuencias negativas de la lactancia materna durante el embarazo sobre la salud de la madre / embrión / feto / bebé amamantado no están basadas en la evidencia.

… Incluso en los países menos desarrollados, los riesgos relacionados con la combinación de la lactancia materna y el embarazo parecen asociarse más con la falta de una nutrición suficiente de la madre y el niño/a mayor, con el destete abrupto, y con intervalos cortos entre nacimientos que de la misma combinación.

breastfeeding-during-pregnancy

Natalie by Josh Gohl

… En base al conocimiento actual, no hay evidencia médica para indicar que en la población general, las mujeres en edad reproductiva tienen un mayor riesgo de parto prematuro o aborto involuntario si continúan con la lactancia durante el embarazo. También es poco probable que una restricción significativa del crecimiento intrauterino pueda ser el resultado de la combinación del embarazo con la lactancia materna, particularmente en mujeres sanas y bien nutridas de países desarrollados”.

Es hora de desenmascarar el mito, y dejar que las mujeres tomen decisiones individualizadas y personales sobre la lactancia durante el embarazo, así como en cualquier otro momento de su vida.

Shannon Heindel by Jan Heindel

Shannon Heindel by Jan Heindel

Como siempre, las opciones durante el embarazo y la lactancia deben ser adecuadas para cada persona. La madre debería preguntarse: “¿Esta combinación está en armonía con mi cuerpo? ¿Siento que está funcionando bien?” Mientras se plantea estas preguntas, a la madre no se la debería agobiar con el mito de que está haciendo algo extraño o peligroso. Si estás considerando la lactancia materna durante el embarazo, o aconsejar a una mujer que lo está haciendo, es ideal tener un/a obstetra o comadrona que puede considerar la genuina investigación médica sobre seguridad, así como la enorme cantidad de investigaciones llevadas a cabo sobre el continuo beneficio de la lactancia a largo plazo en el niño/a mayor.

Referencias
pregnancy-breastfeeding-breastfeedingtoday

Erica Jean por Alicia Moss

Albadran, Maysara, M. Efecto de la lactancia materna durante el embarazo en casos de aborto involuntario y parto prematuro. Iraqi Journal of Medicalo Sciences (Revista iraquí de Ciencias Médicas) 2013; 11.3.

Academia Americana de Médicos de Familia (AAFP). Declaración sobre la lactancia materna. 2008.

Ayrim, A. et al. Lactancia materna a lo largo del embarazo en las mujeres turcas. Breastfeeding Medicine 2014; 9(3): 157–160.

Ishii, H. ¿La lactancia materna induce al aborto espontáneo? J Obset Gynaecol Res 2009; 35(5): 864–868.

Kimura, T. et al. Expresión de receptores de oxitocina en el miometrio humano durante el embarazo. Endocrinology 1996; 137: 780–785.

Madarshahian, F. and Hassanabadi, M. Un estudio comparativo de la lactancia materna durante el embarazo: Impacto sobre los resultados maternos y neonatales. J Nursing Research 2012; 20(1): 74–80.

Merchant, K. et al. Respuestas maternas y fetales a las tensiones de la lactancia simultánea con el embarazo y de los intervalos de recuperación cortos. Am J Clin Nutr 1990; 52:280–88.

Tan, P. et al. Efecto del coito al término de la duración de la gestación, inducción del parto, y el parto. J Obstet and Gynaecol 2006; 108(1): 134–140.

breastfeeding-during-pregnancy- Adriana-Aleksić

Adriana Aleski

Recursos

Flower, H. Adventures in Tandem Nursing: Breastfeeding During Pregnancy and Beyond (Aventuras de la lactancia en tándem: La lactancia durante el embarazo y más allá). La Leche League International 2003.

Flower, H. Love, Limits, and Tandem Nursing (Amor, límites y la lactancia en tándem). New Beginnings, Mayo-Junio 2003; 20(3): 86-90.

hilary-flowerHilary Flower es la autora de Adventures in Tandem Nursing: Breastfeeding During Pregnancy and Beyond (Aventuras de la lactancia en tándem: La lactancia durante el embarazo y más allá), LLLI 2003 y Adventures in Gentle Discipline (Aventuras de la Disciplina con Amor), LLLI 2005. Vive con sus tres hijos en Florida, EEUU.

¿Amamantaste estando embarazada? Puedes dejar un comentario aquí debajo.

 


Comments

  1. […] during Pregnancy and Tandem Nursing: Is it Safe? Recent Research / La lactancia durante el embarazo y la lactancia en tándem: ¿son seguras? Investigación reciente /Amamentação durante a gravidez e em tandem: será seguro? Investigação científica mais […]

  2. […] Para saber más sobre lactancia en el embarazo. […]

  3. […] en español  […]

  4. […] English Español   Português Français […]

  5. […] Español   Português Italiano […]

  6. […] Español   Français Italiano […]

  7. […] La lactancia durante el embarazo y la lactancia en tándem: ¿son seguras? Investigación reciente […]

  8. Abortadora de repetición (3) por septo uterino. Amamanté durante el embarazo y continúo en tándem. Y todo perfecto, oiga. 😉

  9. Amamante durante todo el embarazo y sigo amamantando en tandem. Mis niños tienen un mes y medio y 29 meses. Es algo que me hace feliz, aunque hay momentos en los que me agobio porque la peque de 2 años ahora toma mucha más teta que antes, incluso ha dejado de comer el primer mes, ahora poco a poco ha vuelto a comer su comida aunque en menor cantidad. También hago colecho, con lo cual, por la noche, cuando el bebé se despierta para la toma, mi niña mayor lo escucha y también se despierta y pide teta, y está en una edad en la que no entiende que ahora no puedo, que tiene que esperar. Así que tengo que dar a los dos a la vez. Me levanto agotada todas las mañanas y me acuesto al final del día de la misma manera. Aclaro que,
    Poniendo en la balanza, a mí me merece la pena hacerlo, es una elección dura pero me hace feliz, y veo felices a mis hijos. Pero me pareció bien compartir mi experiencia, tal vez ayude a alguien. Espero que así sea! Y si alguien tiene un consejillo para mí, bienvenido sea! Saludos y ánimo mamis, se puede!!

Leave a Reply

Your email address will not be published.